Acabados interiores

El acabado interior de la vivienda en zonas secas será:

Muros y tabiques en placas tipo Fermacell pintadas. No obstante, las mismas se pueden revestir a gusto del cliente especificándolo en el contrato.

Puertas en madera. Ventana en madera o aluminio, con doble acristalamiento “Climalit” y persianas de aluminio enrollables, según se opte en el contrato.

Suelos cerámicos o tarima de madera.

El acabado interior de la vivienda en zonas húmedas será:

Muros y tabiques revestidos con baldosas cerámicas.

Puertas en madera tratada especialmente resistentes a la humedad.

Las baldosas cerámicas, los aparatos sanitarios y la grifería se acordarán en el contrato.

 

 

Acabados exteriores

 

El acabado exterior está dado por el propio panel pintado. 

No obstante, existe la posibilidad de diferentes acabados que pueden especificarse en el contrato.

Estos acabados pueden ser de diversos materiales y texturas siempre a elección y gusto del cliente.